Etiquetas

,

Este es uno de las bonitas rutas de senderismo que siempre me gusta repetir, se trata de un paseo que no ofrece ninguna exigencia.

10042016-DSC_1454.jpg

El recorrido es de alrededor de 22 kilómetros que lo comenzamos desde el bonito pueblo soriano que se llama Cabrejas del Pinar. Por un camino dirección a la Blanca, pasamos por el camino aragonés, donde llega un momento que a la izquierda nos adentramos en un vallecito cerrado en el que ya vamos ascendiendo a la sierra de Cabrejas. Una vez arriba vamos al pico Lastra, la zona mas alta y ya en la cordillera comenzamos siguiendo las indicaciones del PR.  Casi todo el trayecto vamos por la risca o ladera, hasta llegar a la Peñota, una rista de gran altura y visión privilegiada , donde existe una majestuosa torre de vigilancia de incendios. Seguimos sendero adelante hasta llegar a un cruce, donde a la izquierda bajamos un desnivel importante , senda de piedra suelta, sin peligro alguno hasta llegar a la surgencia de la Fuentona.

10042016-DSC_1412.jpgLa fuentona, es una surgencia el importante acuífero que existe en la sierra de Cabrejas; tiene importantes galerías de amplio desarrollo, donde equipos de investigadores bucean y exploran las entrañas de la cueva.

Declarado Monumento Natural el 12 de octubre en 1998, es uno de los 6 Monumentos Naturales de la Red de Espacios Naturales de Castilla y León.

Desde la Fuentona, con sus obligatorias fotografías nos dirigimos a la Cascada, esta vez con menos agua, pero espectacular como siempre. Allí hacemos parada para comer y descansar; prosiguendo hasta el punto de información y por el puente colgante seguimos sendero abajo hasta la carretera donde ya pasamos por la Casa del Parque en dirección al Sabinar.

10042016-DSC_1444.jpg

El Sabinar de Calatañazor, un lugar increible por su belleza singular. Sabinas de mas de 2000 años datados del terciario, algunas con mas de 14 metros de altura, un lugar adehesado y tranquilo y muy bien cuidado, donde también convive el ganado. Un chozo de piedra recogido con barro, donde sirve como refugio y también para el vacuno.

Desde aquí está todo ya casi terminado, un senderito que pasa un pequeño puente nos acercará a Calatañazor, bonito pueblo amurallado con orígenes medievales, que es donde finalizamos el recorrido.

Esta excursión ha sido diseñada por mí y en compañía de mis grandes amigos de Senderismo Burgos.

10042016-DSC_1388.jpg