Etiquetas

,

Recorrido que transcurre por la sierra de Hontoria del Pinar. Completamente señalizada con los colores azul y rojo.

29696035482_ed741707ab_k.jpg
Comineza en en pueblo, Hontoria del Pinar, donde inicialmente desde la casa rural continua por la ermita de San Juan, puente romano y a la derecha por una bonita senda.
Se terminará la senda y enlazamos con un camino grande, que en menos de un kilómetro y pasando una granja de terneros, nos desviamos por un camino a la izquierda, camino un poco escondido por las tierras de labor, y mas estrecho.

31622611601_3a94d213d6_k.jpg
A partir de ahí comienza la ascensión, un poco cuesta el arranque, pero una vez entrados en calores, se sube sin problema. Pasamos por las tenadas del Pico, ladearemos a media falda del macizo, y llegaremos a un punto que será también el de retorno. Desde Hontoria al Pico de Navas, tenemos unos 6,5 km.
En la meseta anteriormente mencionada, a la derecha nos vamos al Pico de Navas, las vistas son impresionantes, pasaremos por un castro celtíbero, un gran pedregal grande y llegamos a la majestuosa Cruz. Hecha de sabina albar.
Retornamos la punto de reunión inicial por el mismo lugar, siempre intentando no molestar a las aves que allí habitan.
El siguiente objetivo es Cabeza el Aro, 1286 metros, la siguiente cumbre; donde dos opciones existen, que nos llevarán al mismo lugar. Por el camino principal nos lleva por medio del sabinar al Mirador de Costalago, y por la derecha y enriscados las vistas son espectaculares y el destino es el mirador también.
En este bonito lugar es obligado parar, sentarse en el banco de madera que allí tenemos al efecto; la dehesa de Costalago, sus vacas, ovejas y caballos hacen de este bonito paraje algo singular.

31622698681_e4355e87d5_k.jpg
Desde el mirador, descendemos a Hontoria por la pista, unos 4 km tenemos de distancia, pero al llegar al Hocino, que es otro punto alto donde comienza el descenso al pueblo, nos giramos a la izquierda, por la Senda de Hontoria, sendero denominado así con antigua homologación, como PR BU 5, pasamos una sima , y nos adentramos en el barranco, donde nos encontramos la fuente de la raposa, y el puente romano por donde hemos comenzado.
Obligada visita la la ermita de San Juan, y también al mirador de la Cruz, observando desde ahí todo el pueblo y la serranía entera.