Etiquetas

Mapa del parque natural.

En principio comentamos un poco el recorrido desde Hontoria, hablando un poco de los nombres típicos de cada zona, como rocas, vallejos, riscos, etc; mas adelante y en el siguiente enlace a otra página del Cañón, habrá una descripción  mas generalizada de lo que es el Parque, comentada por las personas que han preparado esta información y como no, los que trabajamos allí. Nota:  Espero que les guste y que me escriban para comentarlo.

Descripción de la ruta principal:

Fotografía desde el Castillo de Ucero.

Sendas y recorridos:
     Situado entre las provincias de Burgos y Soria, el Parque Natural del Cañón del Río Lobos es el hábitat de una gran variedad de especies tanto animales como vegetales. Casi un centenar de parejas de buitres leonados nidifican en sus farallones, erosionados por el viento y el agua.

Hontoria del Pinar

Desde Hontoria del Pinar se accede al Cañón por la zona llamada los Agualinos, que es la entrada al Cañón y es fácil de reconocer. En los meses de verano hace mucho calor y es recomendable llevar agua. La senda empieza en esta zona, a un lado y al otro del río. El río permanece seco desde la primavera hasta el invierno.

Excursionistas comenzando la ruta.

A izquierda y a derecha se pueden observar gran cantidad de especies botánicas como el pino laricio (pinus nigra), pino negral (pinus pinaster), pino silvestre, sabina albar (juniperus thurifera), enebros (juniperus communis),etc, y una gran cantidad de especies vegetales que no podemos describir.
En la zona burgalesa, la escasez de agua es evidente, según se avanza río abajo, la humedad se va notando cada vez más. Seguimos la senda y pasaremos por la famosa cueva de los Pellejeros, en la cual si observamos detenidamente el final de ella, podremos ver grabados que nos dejaron nuestros antecesores.

Cueva de los Pellejeros – Hontoria del Pinar.

Una vez visto esto, seguimos bajando hasta llegar a las dos hoces, este paraje se le llama así, porque allí se juntan los  cauces del Río Lobos con Río La Prima. Seguimos la marcha y llegamos a otro paraje muy conocido por los lugareños, se trata de las Raideras, un anfiteatro de caliza horadado por grietas de las que sale gran cantidad de agua a presión en época de lluvias. Más adelante hay dos simas, una de 30 metros y la otra de 40 metros de profundidad, las cuales terminan en un pequeño lago con agua. Una            alambrada marca el límite provincial Burgos-Soria. La primera buitrera está a continuación, en el paraje llamado Malvierto.  Esta pared es de una altura aproximada de 50-60 metros ; se encuentra prácticamente desierta, en la cual se pueden ver varias cuevas con un amplio desarrollo.
 

Buitre leonado .

El cauce del río cada vez es mas ancho, y a partir de aquí empieza un camino que llega al Puente de los Siete Ojos. El Río Lobos reaparece y forma una pequeña charca, llamada los Pozuelos. Allí se pueden ver tilos, saúcos, sauces, mimbreras,  en periodo de crecimiento. Un kilómetro abajo, encontramos agua potable, se trata de la fuente de la Canaleja, y al pie de la  segunda buitrera del Parque. El buitre leonado es un animal extremadamente desconfiado, que nos vigila constantemente desde las alturas. El Parque cuenta con un comedero para ellos, donde los guardas llevan las reses muertas procedentes de los pueblos de la zona.

Puente de los siete ojos – época de intensas lluvias.

También se alimentan en el comedero de Navas del Pinar, sobre todo la colonia que habita en el Pico de Navas (cota mas alta del Parque). Sin embargo, cuando no hay  alimento los buitres son capaces de recorres hasta 70 kilómetros en busca de alimento, también se desplazan muchos de ellos a las Calderas de Palacios, en plena campiña para bañarse.
El buitre leonado cría un solo pollo, de Febrero a Julio. El número de ejemplares en el Parque se haya en lento pero  constante crecimiento desde hace algunos años.

Vista panorámica desde la Cruz del Pico. Al fondo Navas del Pinar.

Los guardas ocultan celosamente el emplazamiento de los nidos, en previsión de las incursiones de quienes buscan los pollos. Más secreto si cabe, rodea la información referente a las parejas de águila real que aún quedan en el Cañón. El personal del Parque hace especial incapie en que los visitantes no se acerquen a los nidos de los buitres, ni de otras especies, ya que su presencia puede asustar a estos, y la incubación puede ser abandonada. Los animales heridos son llevados al Centro de Recuperación de Especies Protegidas de la Junta en Burgos, por las Brigadas Móviles de Caza y Pesca.


Buitres leonados.

El río vuelve a llevar agua a partir del Puente de los Siete Ojos. Varios kilómetros mas allá se encuentra la ermita templaria de San Bartolomé, uno de los grandes misterios del Parque. El paraje que rodea la ermita impone respeto, en el anfiteatro calizo, se abre una gran gruta natural, con mas de 30 m de altura, por 100 m de recorrido.

Ermita de San Bartolomé.


 Desde la ermita hasta el final de la ruta sólo tenemos 2,5 km, en donde nos encontraremos con cientos de personas que visitan a diario el Cañón. A partir de aquí, y ya bajando tenemos dos opciones, la primera es bajar por la pista principal y llegar hasta la zona del bar del Cañón; el inconveniente de esta es la cantidad de coches que pasan y la cantidad de polvo  que desprenden. La segunda opción, se trata de coger una senda que parte desde la ermita hasta el mismo lugar que la  otra alternativa ,pasando siempre por la sombra de los  árboles.

Si quieres descargar el track pulsa aquí.