Etiquetas

, ,

Una bonita ruta circular que teníamos hace tiempo pendiente.

Cartel informativo de la vía verde.

Nos acercamos a la comarca de Tierras de Lara, donde un bonito pueblo nos espera, nada mas y nada menos que Revilla del Campo. Una vía verde fantástica, y una zona recreativa muy chula.

Cruzamos el puente y el río Ausines para llegar al otro barrio , bien diferenciado del anterión y nos dirigimos por el camino de San Quirce unos cientos de metros con el coche.

En la bifurcación, junto a una montaña de pacas de paja, aparcamos y por el camino de la izquierda comenzamos la aproximación al desfiladero de los Castros.

Puente sobre el río Ausines.

Previamente pasaremos por una pequeña área recreativa denominada Fuente Tabladillo.

Ya a pocos metros nos adentramos ya en el desfiladero, por una senda en el interior de un frondoso encinar.

Poco a poco vamos descubriendo las formaciones rocosas, que tupidas por el encinar se hacen de aparecer y desaparecer.

Pasaremos por unas espectaculares paredes, el Cerro Espeso y Valle la Cola, y también la Carrasca, esta última zona nos ha hecho trajinar un poco.

Llega un momento del recorrido que llegamos a una pared vertical, donde se pueden apreciar restos de nidos antiguos, y en seguida tendremos que ascender por una fuerte senda hacia el carrascar o encinar.

Espectaculares formaciones rocosas

A partir de aquí ya cambiará todo, y dejamos atrás el desfiladero ; ( se nos ha hecho muy cortito ). Nos va a tocar el resto del camino pelear con un monte muy espeso, ideal para mamíferos como el lobo, el jabalí u otras especies de porte menor.

Preciosas oquedades presentes en la roca.

En todo momento y siguiendo un track de otra persona, sortearemos todos los obstáculos del Valle de la Cola, y el Carrascal hasta llegar a una tenada en ruinas y ya dirección a Quintanalara.

Muy próximos a Quintanalara, nuestra inquietud nos dice que tenemos que subir a visitar una pequeña hoz natural, antes de bajar al pueblo, y nos adentraremos en esta aventura.

Nos encontramos tambíen una hoz, que nos tocará subir entre una pedrera de material suelto hasta llegar a un camino, señalizado dentro de la ruta de San Olav.

Volvemos en dirección a Quintanalara, y un balcón natural nos espera, donde obligada es la foto de rigor.

Mirador de Quintanalara.

Estamos en Quintanalara, recorriendo sus calles, sus amables vecinos nos instruyen en que se puede conocer por aquí, y nos recomiendan visitar la biblioteca.

Nosotros ya la conocíamos de antes, y hemos canjeado unos libros que hemos llevado a cuestas todo el recorrido.

Iglesia de Quintanalara

Salimos del pueblo, su preciosa iglesia nos despide mirando hacia atrás. Seguimos los caminos indicados , en buen rato paralelos a la carretera hasta llegar al paraje la Chopera, el camino se acaba y tenemos que atrochar hasta un arroyo , cruzarlo por el paso la Quintana y continuar unos metros mas. Esta zona ya es un tanto comprometida, hay que estar pendiente hasta llegar a una antigua senda de ganado, casi perdida que atravesando a través de la maleza del lugar conseguimos llegar al punto de partida.

RECOMENDACIONES: Ruta circular, nivel de exigencia bajo /medio. Una gran parte del recorrido lo realizamos por camino, otra pequeña parte y ya en el desfiladero por senda pedregosa, pero el resto es por bosque de encinas sin señalización ninguna, buscando las oquedades para llegar a Quintanalara.

En época de calor, recomendable llevar agua, y venstimenta adecuada. No recomendable llevar pantalón corto, ya que la espesura del lugar te va a hacer molesto el paseo.

En época de cría de aves, cuando llegues al desfiladero, guarda absoluto silencio.

Es una ruta exclusiva para llevar GPS, no existe peligro, pero antes de decidir hacerla estudia el recorrido.

ENLACES DE DESGARGA

Descarga directa de Track
Mis fotos.
Descarga Track desde Wikiloc.